¡¡HIJOSDELAGRANPUTA!!.

 

Recientemente he estado pasando unos días en Londres visitando a un familiar que, como tantos otros miles de jóvenes españoles, se ha tenido que ir a trabajar allí (por cierto, que no siendo los ingleses santos de mi devoción, reconozco que nos pueden dar lecciones de tolerancia a los españoles), y he podido constatar cómo es la vida de nuestros jóvenes allí. No importa si son titulados o no, no importa si están formados o no; Allí viven en pisos patera gestionados por caseros desalmados; allí hacen agotadoras jornadas de 48 horas semanales; allí, en definitiva, por las alcantarillas de cualquier barrio de Londres, de Berlín, de Viena o de donde se nos ocurra mirar, se está perdiendo el impulso vigoroso de la generación de españoles mejor formada de la Historia.

No voy a entrar en si se podría hacer tal o cual cosa para acabar o reducir el paro; no voy a entrar hoy en si el paro es o no un producto del sistema o en si las izquierdas acabarían mejor o peor con él que las derechas. Hoy, desde la indignación que me produjo ver lo que vi y sentir lo que sentí, lo que quiero es reclamar un poco de vergüenza a quienes tienen la desvergüenza de frivolizar con él y pasarse el día haciendo encajes de bolillos para hacernos ver que cada vez hay menos parados, pero ocultando que cada vez hay menos jóvenes en España, o de aquellos que no tienen escrúpulos para utilizar este cáncer maligno como un instrumento político de desgaste del contrario.

Hoy quiero hablar como patriota dolido que ve como su país se desangra porque diariamente miles de jóvenes se marchan con una mochila a la espalda y una desilusión muy grande en el alma. También quiero hablar como padre de familia que se tuvo que tragar las lágrimas en el aeropuerto y que hervía de indignación cuando, ya en el aire, recordaba las gracias aquellas de “movilidad exterior”, de la Virgen del Rosario haciendo no sé qué milagros, o las de aquellos que desde la supuesta otra acera, no dudan en utilizar el paro para castigar a un gobierno nacional, regional o estatal, qué más da, que no es que no sea capaz de acabar con él, sino que sólo da para un titular periodístico ingeniosillo que reirán los pelotillas de siempre, y que harán que el politiquillo de mierda de turno se crea que es un prohombre o una promujer, o como se diga. Y como patriota dolido y como padre indignado que se ha tenido que esconder las lágrimas en el aeropuerto y también cuando escribo estas líneas, sólo se me ocurre, desde el fondo de mis tripas negras como el carbón, decirle a esos políticos que frivolizan con el drama de España y con el drama de los que nos dejamos en el extranjero un girón de nuestras propias vidas, de manos de nuestros familiares más queridos, que paren ya, que aunque nuestra paciencia sea diez veces superior a su frivolidad, también se acaba. Y cuando se acabe nuestra paciencia, iremos a decirles a todos ellos, lo gracioso que nos resulta eso de la movilidad exterior, o lo bien que nos parece que las cifras del paro bajen porque nuestros hijos se van de España.

 

Mientras tanto, y me perdonarán ustedes el inhabitual tono de este artículo, sólo se me viene una expresión a la boca, que es con la que empecé este artículo:

¡¡¡HIJOSDELAGRANPUTA!!!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ¡¡HIJOSDELAGRANPUTA!!.

  1. Juan Manuel dijo:

    Creo que todos tus lectores, José Aurelio, al finalizar la lectura de tu magnífico artículo, nos convertimos también con rabia en el eco multitudinario del título que has elegido.

  2. Juan Manuel, sé que no es bueno escribir con las tripas, pero a veces no puedes contenerte ante tanta poca vergüenza suelta

  3. Manuela dijo:

    Me he convertido en tu seguidora número uno para siempre. !!magnifica reflexión!!

  4. Magnífico escrito José Aurelio. Nosotros, los padres, hemos luchado para darle y nuestros hijos han luchado para conseguirla, esa que es la mejor generación de jóvenes en la historia de España, de lo que unos y otros nos sentimos orgullosos, la rabia es que esta haya coincidido con la peor generación de gestores que han usado la banca como medio de imponer una política vertical, capitalista, prepotente y opresora. La crisis es el resultado de esta imposición y por extensón, de sus errores.

  5. José Luis dijo:

    Muy bueno José Aurelio

  6. Enrique Gallego dijo:

    Mi mas sentida solidaridad con tus sentimientos. Yo, como padre, no puedo por menos que aderirme con todas mis fuerzas a tu reflexión ” Levantaos tantas veces como sea necesario, hasta que los corderos se vuelvan leones”…No es mia la frase. Tal vez deberíamos empezar todos a pensar que ¡ si es nuestraa!.

  7. Jose Manuel dijo:

    las tripas negras y el corazón al rojo vivo, !! hijos de la gran puta !! yo estoy casi en la misma situación y con mas miedo que esperanza…… mi hijo no le queda mas remedio que seguir los pasos de otros. Por dios hasta cuando.

    • ¿Qué quieres que te diga amigo José Manuel? si acaso recordarte eso que digo en el artículo (o más bien en el desahogo) de que el día que nuestra paciencia acabe, más de uno y más de una va a estar riéndose el resto de lo que le quede de su podrida vida, de lo graciosas que eran sus ocurrencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s